AIicio Ignacio Solalinde, un lateral de proyección. Sinónimo de experiencia en títulos nacionales e internaciones  en clubes y en selección. Futbolista y Director técnico de gran prestigio multicampeón.

INICIOS

Oriundo de Villeta, dio sus primeros  pasos futbolísticos  en el club Olimpia de la Liga Villletana a los 17 años,  antes de migrar al fútbol capitalino, defendió a la Selección de su ciudad natal.

“Llegué a Asunción  por invitación de Benjamín Laterza, quien era mi entrenador en la selección villetana,  en 1970 fui a probar a River Plate y allí me quedé, ese año jugué toda la primera rueda en reserva, aunque tenía la edad para estar en juveniles. Debuté a los 18 años en la segunda rueda contra Guaraní, en ese entonces era el mejor equipo, le ganamos 1-0 y le sacamos el invicto”, recordó.

CONSOLIDACIÓN COMO PROFESIONAL EN RIVER PLATE

Desde el día de su debut en el “Kelito”en 1971, Alicio  se consolidó en Primera División y peleó con su equipo los primeros puestos del torneo detrás de los grandes, en  River  supo compartir con grandes jugadores como   Roberto “Gato” Fernandez, Juan Vicente Lezcano, Francisco Riveros, Rufino León, Florentín, Samaniego, Hueste, Néstor Sanguinetti, Juan Riveros, Rojas, Invernizzi, Eduardo Ortiz y otros.

También tuvo un paso intermedio por Libertad para jugar la Copa Libertadores de 1977. Con el Gumarelo estuvo solo por un mes para el certamen continental en el que el elenco paraguayo que llegó hasta semifinales, aunque el lateral no pudo jugar esos compromisos por la corta duración del préstamo.

CONSAGRACIÓN EN OLIMPIA

Tras su retorno a River Plate concluyó la temporada 1977, con el que cerró un ciclo de ocho emporadas. Al año siguiente tras idas y vueltas, Solalinde fue transferido a Olimpia gracias a sus buenas actuaciones que también en esos años lo catapultaron a la Selección Paraguaya.

”En 1978 empecé la temporada  en River, pero me sumé a Olimpia para la tercera fecha del campeonato. Recuerdo que Osvaldo Domínguez tuvo un altercado con la dirigencia de River Plate ya un año antes por mi pase, eso había truncado mi incorporación en ese entonces en el 77”, desde ese año pasé a Olimpia donde estuve hasta 1984” rememoró

Con el decano se coronó campeón de la Copa Libertadores de América en 1979, fue pieza clave en el sector defensivo del equipo que conformó el uruguayo Luis Cubilla.

Alicio Solalinde, en el equipo de River Plate, primero desde la izquierda, entre los parados

“Ganarle a Boca Juniors en la final fue algo histórico para nosotros, era el actual  bicampeón de América, un equipo fuerte, se le pudo ganar acá de local y lograr un valioso empate  en Buenos Aires que nos dio el título. Hicimos una hazaña, salir campeones en su cancha era impensado y muy difícil”, admitió.

Además, fue protagonista con tantos importantes meses después en la obtención de la Copa Interamericana e Intercontinental ante el FAS de El Salvador y Malmo de Suecia respectivamente.

Una proyección suya derivó en un penal ante los suecos en la final de la Copa Intercontinental, el lateral se encargó de convertir el tanto que significó el primer gol en el juego de vuelta en el Defensores del Chaco ante los representantes europeos. El decano ganó con un global 3-1 y se quedó con el título de campeón mundial de clubes de 1979.

En la final ida de la Copa Interamericana, Alicio fue autor del primer tanto ante los salvadoreños, el decano empató el juego 3-3 en Centroamérica y en la revancha conquistó el certamen con un 5-0 en Asunción.

“El equipo del 79 fue  prácticamente imbatible, solo perdimos  un partido por la Copa  en Bolivia, en la altura y con un hombre menos, no perdíamos ni amistosos, ese año jugamos contra el Atlético Madrid y Milán y ganamos también a ellos”, destacó.

A nivel local Solalinde fue protagonista del hexacampeonato olimpista desde 1978 a 1983.

“Olimpia es único en el fútbol paraguayo, hay gente que quiere desmeritar las conquistas, en Paraguay están los de Olimpia y los anti Olimpia.” aseveró.

 

UN HOMBRE DE SELECCIÓN

El lateral hizo parte de la Selección desde las juveniles. Fue campeón sudamericano Sub 20 en 1971. En aquel torneo que se disputó Paraguay, el combinado nacional conquisto el certamen en forma invicta bajo la dirección técnica de Benjamín Laterza.

Solalinde  compartió plantel con figuras como Juvencio Osorio, Tito Ramón Correa y Arecio Colmán; Roberto Cino, Carlos Diarte y Cristóbal Maldonado entre otros.

Debutó con el combinado mayor en 1973, fue campeón de América con la Albirroja en 1979. Estuvo al servicio de la selección mayor hasta 1981, jugó 32 partidos y marcó 4 goles.

“Fuimos los últimos campeones de América, luego ya no se pudo ganar nada con la Selección, a excepción  de las clasificaciones para mundiales y la medalla olímpica, eso es importante para enaltecer al fútbol paraguayo, pero nosotros fuimos los últimos en conquistar algo”, sostuvo.

Alicio Solalinde, con la casaca de Olimpia, en 1979.

 

CARRERA COMO DT

A fines de 1984, Alicio cerró su carrera profesional después de 14 años, inmediatamente comenzó su preparación para DT, aprendió mucho de Benjamín Laterza y Luis Cubilla sus entrenadores en River y Olimpia respectivamente.

Trabajo como  técnico interino de Olimpia en varias ocasiones. Tuvo un total de 7 ciclos en el decano (1992, 1993, 2000, dos veces en 2001, 2003 y 2007).

Fue técnico  campeón con Olimpia en el 2000. Bajo su conducción Olimpia accedió a la Copa Libertadores de 2002, donde a la postre fue campeón con el argentino Nery Pumpido.

También en su carrera dirigió  a  Ríver Plate, 12 de Octubre, Sol de América, Sportivo  Luqueño , Puerto Montt de Chile, 3 de Febrero de Ciudad del Este y 2 de Mayo de Pedro Juan Caballero, San Lorenzo, Rubio Ñu e Independiente de Campo Grande.

EL RECUERDO DE LAS ELIMINATORIAS DE 1994

Fue el entrenador que finalizó el proceso clasificatorio con la Selección Paraguaya para Estados Unidos 1994, en remplazo del brasileño Valdir Espinoza.

Con la Selección fue participe de la recordada última fecha contra Perú, en el que se perdió la chance de ir al repechaje a sabiendas de la caída de Argentina en juego simultaneo contra Colombia.

“La chance era muy poca para clasificar, no teníamos ni apoyo económicos, no había dirigencia prácticamente, solo un directivo acompañó a la delegación, nadie pensó que Argentina iba a ser goleada, con eso nosotros solo debíamos ganarle a Perú. Conseguimos un empate y fue una impotencia tremenda porque teníamos la gran posibilidad porque con una corazonada podíamos ir al repechaje y no pudimos contra ellos que solo ese punto consiguieron en toda la eliminatoria”, recordó.

 

SU DESTACADO PASO POR EL CLUB ATLÉTICO  3 DE FEBRERO

Alicio dirigió al elenco esteño en dos etapas (2005 y 2009), pero la más recordada  y exitosa campaña fue la primera cuando el equipo rojo se estrenó en primera división. En su primera etapa contabilizó 56 puntos de 108 posibles, finalizó cuarto en el acumulativo y estuvo muy cerca de clasificar a la copa Libertadores 2006.

Hasta hoy, la campaña de 2005 es la mejor de todas  del conjunto paranaense en su estadía en primera división

“Para mí el 2005 fue  el mejor año, me consideraron como el mejor entrenador, hicimos una excelente campaña con una  mezcla de jugadores de la zona y la capital que nos sirvió para tener ese gran año. Lastimosamente el último partido perdimos ante Tacuary cuando un empate ya nos servía, también con ese resultado estábamos pendiente del partido  de Nacional contra Luqueño”, rememoró

En ese año dirigió a jugadores como Leonardo Bordad, Wilson Rodríguez, Juan Cardozo, Ramón Cáceres, Nery Quintana, Edgar Robles, Eder Godoy, Gilberto Palacios, Roberto Gamarra, entre otros.

PARTIDOS INOLVIDABLES

“En el Apertura de ese 2005, le ganamos 3-1 a Cerro Porteño en la Olla, le sacamos el invicto y le postergamos el título. Viajamos  convencidos a  evitar la consagración de ellos que prepararon una gran fiesta .Yo les dije a mis jugadores que no podíamos perder ese partido y así  pasó, además remontamos ese partido con 3 goles de Palacios, ese día amaneció con paperas Leonardo Bordad y debutó Wilson Rodríguez que fue figura”, recordó.

“En el Clausura de ese año le ganamos a Olimpia en un partidazo memorable por 3- 2 y luego goleamos a Libertad 4-0 donde Roberto Gamarra  hizo cuatro, esos partidos siempre quedan en mi retina”, reconoció.

“En ese 2005 no nos faltó nada, el presidente Aníbal “Cacho” Montiel nos tenía al día en sueldos y premios por victorias, él se comportó con nosotros, nosotros trabajamos como un equipo grande”, destacó.

“En 2009 la cosa fue más complicada, pasamos muchas cosas y no conseguíamos los resultados,  Emilio Garcete fue el caudillo del equipo ya no había sueldo ni premio, en para la segunda rueda, pero logramos mantener la categoría en la última fecha” valoró.

SUS NÚMEROS EN EL “3”

En esos dos ciclos (2005 y 2009), Solalinde dirigió al “3” en 73 partidos, con 26 victorias, 19 empates y 28 derrotas, hizo 100 goles y recibió 106 tantos,  con una efectividad del 44%.

“Ciudad del Este para mi es mi segunda ciudad, la gente siempre me mostró su aprecio”. Actualmente  faltan nuevos dirigentes en el 3, dirigentes como tuvimos en la primera etapa, esa campaña de 2005, fue la base para el promedio en años posteriores, eso fue gracias a un  equipo competitivo. Faltan dirigentes que ayuden para hacer crecer el club y recuperar el prestigio y sitial que se merece

MENSAJE A LOS JÓVENES

“La disciplina, el cuidado y la alimentación son los pilares para dedicarse al fútbol, Habrán muchas tentaciones y deben proponerse netamente a entrenar para superar las barreras y llegar a ser alguien en el fútbol”, enfatizó.

Ficha:

Nombre: Alicio Ignacio Solalinde Miers

Fecha de Nacimiento: 1 de febrero de 1952

Apodo: “Sola” y  “soldado”

Puesto: Defensor, lateral derecho

Trayectoria:

River 1970-1977,  Libertad 1977

Olimpia 1978-1984

Logros: Como futbolista ganó 11 títulos (Copa América, Copa Interamericana, Copa Libertadores, Copa Intercontinental, 1979

Sudamericano Sub 20 en 1971

6 campeonatos locales con Olimpia, desde 1978 a 1983

Logros como DT:

Campeón Absoluto 2000 con Olimpia.

 

Texto: Jorge Martínez. – Fotos: Cedidas por el entrevistado.

 

Facebook Comentarios