Carolina Colling, en plena disputa de una competencia.

Comenzó en Crossfit por hobbie y se convirtió en una atleta muy destacada en el Paraguay. Carolina Colling tiene 26 años, es una mujer que se destaca en las tres modalidades: gimnasia, monoestructural y levantamiento de pesas. Gracias a su esfuerzo y sacrificio diario alcanzó su meta: ser la primera mujer paraguaya en clasificar a los Crossfit Games en el 2019.

Carolina dio sus primeros pasos en el crossfit en septiembre del 2014, empezó como hobbie y en enero del 2016 como atleta. Sus motivaciones llegaron después de haber participado en las competencias departamentales y nacionales donde se posicionaba en la cima de la tabla.

En el año 2018 participó en Las Regionales Latam. Integró el “Team PY” Su grupo quedó entre los 20 mejores de Latinoamérica teniendo un pase a la competencia que se realizó en Río de Janeiro, Brasil. Una vez más confirmó que sus ganas por aspirar a lo más alto, la podía llevar a Estados Unidos.

En el 2019, Carolina dio todo de sí misma para obtener su lugar en el mundial de CrossFit. Y así fue. Gracias a su exigencia y dedicación diaria, como los entrenamientos, la buena alimentación y el descanso, logró clasificar a los CrossFit Games, siendo la primera mujer paraguaya en pisar Madison-Wisconsin, lugar donde se desarrolla la competencia.

La apertura de esta gran competición fue con un desfile entre los representantes, quienes recorrían el predio con la bandera de su país. Allí estaba ella, cumpliendo un sueño… llevando en alto la bandera paraguaya, emocionada por representar a su patria.

Colling recuerda que al principio no podía creer estar frente a sus ídolos. Las ganas de hablarles y pedirles una foto era casi inevitable pero decidió concentrarse a lo que fue. Su preparación y esfuerzo previo la ayudaron para dar todo de ella en cada wod. Cuando creía que ya no podía más, recordaba todo el sacrificio que hizo para estar ahí y que no debía tirar la toalla. Es una mujer con mucha determinación, no se dejó vencer, sino que se esforzaba al máximo.

Es, sin dudas, una inspiración para todas las mujeres que desean cumplir sus metas en el ámbito deportivo. Colling es una mujer ejemplar, dado que el deporte no tiene respaldo para los atletas en el país. No hay un acompañamiento para que ellos se puedan dedicar exclusivamente a los entrenamientos y competiciones oficiales. Ella fue contra viento y marea y a pesar de no tener el respaldo que se merecía, logró pagar sus pasajes y otros gastos para cumplir su meta.

Carolina no sólo se destacó potenciando sus habilidades, sino que sorprendió a todos llegando más lejos, incluso de lo que ella esperaba. La representante quedó como la chica número 47 en todo el mundo, en su primera competencia mundial. Desde entonces, se dio cuenta que si quiere, y se exige al máximo, logrará todo lo que se proponga.

Carolina Colling, durante una competencia.

Una de sus metas es volver a competir una vez más en los Crossfit Games de forma individual y la otra, es que le gustaría ir en equipo. La deportista todavía no llegó a su máximo nivel. Si bien es la mejor del país, insiste en que falta mucho por mejorar y que lo importante es que ya está en ese proceso.

Su historia de vida y sus ganas de seguir en la cumbre de este deporte demuestran que siempre podemos conseguir lo que nos proponemos. Carol es una chica soñadora, decidida, exigente y rebelde. Es un montón de adjetivos pero siempre con ganas de estar en lo más alto del podio.

Texto: Mariela Torres.

Facebook Comentarios