Lewis Hamilton no dejó dudas que es el mejor piloto de la Fórmula 1. Este domingo ganó el GP de Turquía para consagrarse campeón del mundo por séptima vez.

Partió de la sexta posición en una pista desfavorable porque estaba resbaladiza. Fiel a su estilo agresivo, salió en pos del triunfo. Ni su compañero de equipo, Valtteri Bottas demostró agallas para frenarlo.

Lewis se impuso con calidad y jerarquía para igualar a Michael Schumacher, al que ya superó en número de victorias y pole positions.

Sergio Pérez fue segundo y Sebastian Vettel, tercero. Restan 3 fechas para la finalización de la temporada.

 

 

Facebook Comentarios