Luis Ayala, volante mixto de mucha riqueza técnica

 Equipo de Cerro de Franco de 1991, en cancha de Minga Guazú. Parados: Bernabé Marín, Roque Ortellado, Marcial Nuñez, Miguel Paiva, Nery López y Julio César Franco. En cuclillas: Luis Ayala, Abraham Ocampos, Justo Javier Meza, Eliodoro Yesa y Miguel Gómez.

Franqueño genuino, que nació en cuna de deportistas. Diminuto, pero de gran calidad técnica y visión para la cesión de pases precisos, para que se luzcan los delanteros. A pesar de ser mediocampista, anotó su nombre en la galería de los goleadores, no por la cantidad de goles, sino por la importancia. Su aporte fue decisivo en partidos determinantes y su nombre quedó en la historia de Cerro de Franco, club al que dedicó gran parte de su vida.

Luis Ayala quedó en la retina de los fanáticos del fútbol paranaense, especial de los azulgranas, porque fue autor del gol para la primera consagración de Cerro de Franco en el balompié esteño, en 1990. Integró aquel plantel recordado, que disputó la Copa República con los grandes del fútbol paraguayo. Es de la camada de Bernabé Marín, Roque Ortellado, Marcial Nuñez, J.J. Meza entre otros. 

INICIOS
“Comencé en ’85, en las inferiores de Primero de Mayo. Al año siguiente fui a Cerro de Franco, en el que estuve hasta el 2001. En el ’86 ganamos los torneos de las inferiores y en el ’87 debuté en el equipo de primera con el técnico Sócrates Hermosilla. Gran parte de vida dediqué a Cerro de Franco. Tuve la oportunidad de ser convocado a la selección Paranaense del ’91, en la época del profesor Hugo Arsenio González, un gran profesional. Recuerdo que llegamos a la final y perdimos. Durante mi carrera tuve la fortuna de anotar goles muy importantes, a pesar de no ser delantero ”, explicó, inicialmente Ayala.

APODO
“Me redujeron el nombre, de Luis pasé a Luisito, fue así como los compañeros me llamaban, pero la gente me ubicaba más como Luis Ayala”.

AYER Y HOY
“Hoy en día el fútbol práctica el más atlético, se tiene más y mejor preparación física. Se corre más, los esquemas tácticos con más flexible, todo futbolista está obligado a marcar, inclusive los creativos. En nuestra época era 4-4-2 ó 4-3-3, rígido, la preparación física era importante, pero no se tenía la exigencia de la actualidad. Eramos más exquisitos en el trato de la pelota, era más atractivo para la vista, el fútbol con mucha técnica”, agregó.

REGALOS DEL FÚTBOL
“El fútbol me dio muchas cosas, sobre todo muchos amigos, por todas parte. Una linda y gran familia. Gracias a Dios mis padres y hermanos son deportistas, entonces eso facilita todo, porque en las reuniones familiares siempre hablamos de fútbol”.

ANÉCDOTA
“Una vez fuimos a Bahía, Brasil, un viaje de 3.500 kilómetros con el equipo de Cerro. Un empresario consiguió un amistoso internacional y la promoción que él hizo allá fue que Cerro Porteño de Paraguay iba a ser el rival de un equipo local. Cuando llegamos, el empresario nos dijo que teníamos que fingir que éramos Carlos Gamarra, Francisco Arce y compañía y que con la prensa debíamos comportarnos como tales. Pero no dijo eso, nos hicimos estrellas importantes para no salir del hotel, porque los periodistas querían hablar con nosotros. Cuando no teníamos más alternativa dijimos que no éramos Cerro Porteño de Asunción sino de Presidente Franco”, refirió entre risas.

UN TÉCNICO
“Dos técnicos, Eladio Zárate y Hugo Arsenio González, dos profesionales extraordinarios, muy conocedores del fútbol. La disciplina era fundamental para ellos. Hugo Arsenio supo manejar bien eso, hasta llegaba a compartir con nosotros hasta altas horas, pero nos decía, ‘mañana, a las 06:00, la práctica’, y él a las 05:00 ya estaba despierto, con enormes anteojos para ver quiénes llegaban a hora. Pobre del que llegaba tarde, ese no tendrá cabida en el equipo”, recordó.

MENSAJE PARA LA JUVENTUD
“Yo creo que todo tiene su momento en la vida. Y si los jóvenes quieren dedicarse al fútbol, tendrán que dedicarse de lleno. Tienen que esmerarse, sacrificarse y entrenar con seriedad y disciplina. Para eso deben dejar de lado muchas cosas, sobre todo, los vicios. Una vez que alcancen sus objetivos como futbolistas, tendrán muchas opciones para elegir lo que desean, porque el fútbol actual es muy lucrativo”.

AGRADECIMIENTOS
“A mis padres, porque me dieron la oportunidad de jugar al fútbol y porque siempre me apoyaron cuando jugaba”, enfatizó Ayala.

FICHA
Nombres: Luis Alberto
Apellidos: Ayala Galeano
Apodo: Luisito
Fecha de nacimiento: 02/12/1970
Lugar de nacimiento: Presidente Franco
Esposa: Mirta Graciela Vielma
Hijos: Luis Rodrigo y Merlyn Tamara
Puesto: Mediocampista
Estatura: 1,70 m.
Trayectoria: Primero de Mayo, Cerro de Franco y selección Paranaense
Logros: Tetracampeón con Cerro de Franco en la Liga Deportiva Paranaense en 1990, 1992, 1993 y 1997.


Facebook Comentarios