Penosa situación de Lelo Sejean

Con diez equipos en Primera División, muchos tuvieron que optar por jugar en la División Intermedia, en la Primera B y en la Primera C. Además, no habría Torneo de Reserva éste año. Hasta ahora el australiano Lelo Sejean no pudo concretar acuerdo con ningún equipo para irse de préstamo del Tacuary. El futbolista se refirió a su presente, sigue entrenando por parte y lo hará por lo que queda del mes de mayo.

A comienzos del año, Sejean pidió una solicitud de transferencia que Tacuary le autorizó. Al centrocampista de 30 años, que en su carrera militó en Australia y Argentina además de Paraguay, le restó buscar su siguiente equipo ya que no está en el plantel actual del equipo barriojarense. De los clubes dónde gestionó, no hubo lugar para él, y definitivamente, está con miras al segundo semestre del año.

Confesó que hay quienes “se deleitan» al rechazarte. Aseguró que su «pase se encuentra protegido en Tacuary, pues, hay otros clubes al propósito que no me van a desear recibir. Cuando tienes entusiasmo y metas grandes, pocos desean verte progresar»

TACUARY

Sejean llegó a Tacuary en agosto del 2019, sus posibilidades de jugar eran limitadas ya que la plantilla estaba formada de graduados de la cantera del club como Juan Núñez, Pablo Espinoza y Cirilo Mora, y otros experimentados como Victor Hugo Matta, Anibal Argüello, Maximo Ortiz, Nestor Bareiro y Raul Estigarribia. Sin embargo, con ése equipo Sejean logró ascender a la División Intermedia. Desde el 2020, se enfrentó a un año de lesiones y también enfermedades, mientras fue marginado del equipo. Tampoco fue traspasado ni cedido en la ventana de fichajes. Seguido al comienzo de la pandemia de COVID, Sejean venía movilizándose intensamente a partir de mayo con el objetivo de alejarse del fútbol paraguayo, comentó que «ha sido una experiencia semajante a la del costarricense Bryan Ruíz en el Santos y el paraguayo Nelson Haedo en Cerro Porteño (a comienzos de 2018)». Sejean, tanto como sus asociados deportivos, habló de posibilidades con clubes de Australia, de Nueva Zelanda, contactaron a Liga de Quito y dió su informe anual a la selección australiana. Aúnqué por un tiempo gestionó con el Club Cerro Porteño, su idea era transferirse del fútbol paraguayo.

En lo que va de la temporada 2021, los clubes con los que Sejean gestionó no le querían agarrar.

RECHAZADO

Según Sejean, muchos lo trataron con indiferencia por haber apuntado al Club Cerro Porteño en el pasado 2020.

«Soy un deportista de alto rendimiento a que muchos desean impedir de progresar» dijo el futbolista. «Es como que me dicen: por ser tan ambisioso, por creerte más que nosotros, no te queremos aquí»,  añadió.

«Haré un buen papel en el segundo semestre del año, irme de préstamo para el mercado de julio. De día, trabajo unas 7 horas en una tienda de comidas y refrescos de mi pareja, luego hago mi programa de entrenamiento por tres horas. Hago mis sesiones de fisioterapia con Jhose Alcaraz, un kinesiologico»

COMO LE FUE EN NUESTRO FÚTBOL

Llegó a nuestro fútbol en el 2013 y firmó su vínculo con el  Sportivo Ameliano en donde quedó su pase hasta el 2015. El DT argentino Fabián ‘Tyson’ Caballero le hizo debutar para la reserva en una victoria de 3 a 2 contra el Dpvo. Recoleta en donde  Sejean entró de suplente, dos semanas después debutó de titular en un empate de 1 a 1 contra el Cristóbal Colón (J. A. Saldivar). El argentino también fue el entrenador del equipo juvenil y le pedía a Sejean que practica con ellos para que mejorase su forma. Sejean fue semifinalista de los repachajes de la Primera C con la reserva del club. Al año siguiente, el jugador actuaba en las filas del Westgate Sindjelic Football Club de Melbourne por una habilitación provisoria de la FIFA que duró un año, en el cuál que el Spvo. Ameliano debía haber apelado su motivo por no liberar los derechos del jugador al Westgate en calidad de definitivo, fue éste hecho que causó problemas con su pase cuando fichó por Sol de Este en el 2017. Luego, pasó al Atlántida, Atl. Colegiales y por útimo Tacuary. Sejean fue subcampeón de la Primera B con la reserva de Atlántida en el 2018, antes de salir subcampeón de la Primera B en 2019 con Tacuary.

En lo que respecta a la parte económica, Sejean nunca tuvo contrato de trabajo deportivo suscrito a la APF y tampoco cobró un salario de ningún club paraguayo, cubriendo sus necesidades económicos por otras fuentes laborales y de patrocinio deportivo.

Obtuvo sus mayores reconocimientos al ser el tercer australiano en jugar en sudamérica, también en ser el oceánico con más años en el fútbol del continente, con siete temporadas (incluyendo a 2021) en la Asociación Paraguaya de Fútbol.

«Hasta hoy, no jugué lo suficiente por la toma de decisiones políticas y raciales aquí»

«Siempre recuerdo del Atlántida como el club que ganó publicidad de mí imagen y no me hacía jugar. La alineación del equipo apenas cambiaba. Poca gente sabe lo que sucede día a día en un club. Atlántida tuvo las herramientas para poder venderme a otro club, en utilizar mí publicidad como vitrina, permitirme jugar y luego venderme, el club no tenía la cabeza para hacer éso»

3 AÑOS LEJOS DE CASA

El australiano tocó el tema del sacrificio, de estar sin familia en otro continente del mundo. Este mayo marca tres años de la última vez que estuvo en su país.

CONTRATIEMPOS

A partir del 2018 Sejean sufrió de inflamación en los tendones aquilianos, principalmente debido al uso excesivo, pero también por la cancha de mala calidad del club en donde  jugaba. Al año siguiente, requirió electroterapia, infared y diversos tratamientos de medicina deportiva con los médicos de la Secretaría Nacional de Deportes (SND) dónde es atleta registrado. Para 2020 y 2021, Sejean alternaba entre sus entrenamientos y terapia con reposo debido a la inflamación aquiliana. También sufrió de caries que lo mantuvo fuera del deporte durante ambos años. La infección se convirtió en un absciso, se habría convertido en una experiencia cercana a la muerte si no se hubiera tratado.

EN LA ESPERA

Mientras Sejean se enfoca pacientemente en Asunción, se defiende por haber desempeñado deportivamente de manera sana, limpia y correcta.

«Aparte de mi vida sana, he progresado sin coimear a ningúna persona, ni en los momentos difíciles como ahora. No soy vendido. Creo bastante que cada uno recoge lo que siembra por las leyes del universo»

En los últimos 12 meses, Sejean charló con varios representantes, entrenadores, empresarios y dirigentes que le decían que lo colocarían en un equipo bueno, con la mayoría de ellos Sejean jamás volvió a hablar ní tener contacto, declarando sobre aquellos que (aparecen para plantarte un pensamiento cualquiera) con las palabras de Eric Cantona:

«Cuando las gaviotas siguen al pesquero es porque piensan que les van a lanzar sardinas al mar», enfatizó.

 

Facebook Comentarios